¿Cómo reducir gastos de una Comunidad de Propietarios?

¿Cómo reducir gastos de una Comunidad de Propietarios?

Todos miramos de reducir los gastos de nuestro día a día, los fijos y los no fijos, y para reducirlos solo tenemos que estar de acuerdo nosotros mismos y/o las personas que dependan de mi misma economía. Se pueden reducir gastos optimizando el consumo y comparando los productos que nos prestan estos servicios intentando mantener la calidad pero a un coste más bajo.


Cuando trasladamos este asunto a una comunidad de propietarios, la decisión para reducir los gastos pasa a ser de todos los comuneros, por ello se convierte en una tarea más compleja que la de mi propio hogar, ya que se deberá concienciar al resto de vecinos para adoptar y tomar decisiones para reducir los gastos de la comunidad.

 

¿Quién debe hacer la propuesta a la Comunidad para mirar de reducir los gastos?

Las propuestas de una comunidad deben hacerse en una junta de propietarios, y quien debe convocarla es el Presidente o Administrador. Como ya indicamos con anterioridad en el post que trataba sobre las juntas de propietarios, existen dos tipos de Juntas, las ordinarias y las extraordinarias.

En las juntas ordinarias, que tienen una periodicidad de obligatoria convocatoria anual, uno de los puntos a tratar es el presupuesto anual para el siguiente año, por lo que este sería un buen momento para proponer las alternativas para reducir los gastos de la Comunidad. Éstas pueden ser propuestas por el propio presidente, o bien por cualquier otro comunero previa comunicación al presidente o administrador para que se haga constar en los asuntos del día a tratar en la reunión, detallándose así en la convocatoria.

Si un comunero o el mismo presidente cree que la propuesta o alternativa de reducir gastos es de carácter urgente, bien sea porque hay un vencimiento de un contrato o debido a una avería y se aprovecha de ésta para mejorar una instalación, se podrá realizar una junta extraordinaria para tratar el asunto sin tener que esperar a la ordinaria.

En resumen, cualquier vecino propietario puede proponer alternativas para reducir los gastos de una comunidad, y estás propuestas deben aprobarse por mayoría simple en primera convocatoria (la mayoría del total de comuneros que a su vez representen la mayoría de las cuotas de participación) y por la mayoría de los asistentes en su segunda convocatoria (que a su vez representen mas de la mitad del de las cuotas de participación de todos los asistentes) para que se lleven a cabo.


Sistemas para conseguir reducir los gastos

Los dos sistemas principales para poder reducir los gastos de una comunidad de propietarios serían los dos siguientes:

  1. Optimizando y renovando las instalaciones de la comunidad. Un sistema de ahorro habitual es el de consumir menos, en una Comunidad se puede reducir el consumo optimizando las instalaciones de ésta, como por ejemplo renovando la instalación eléctrica de la comunidad, realizando un programa de eficiencia energética, instalación de leds, placas solares, reformando tuberías comunitarias para evitar averías y reducir a la misma vez el coste del seguro comunitario, etc. El inconveniente sin duda de este sistema, es que normalmente requiere de una inversión inicial para reducir a posterior los gastos de la comunidad, por lo que suelen ser alternativas que cuestan que se acepten por la mayoría de comuneros, a no ser que hayan fondos suficientes.
  2. Realizar comparaciones de los servicios contratados con otras empresas. Debido a la complejidad de la gestión que conlleva realizar algún cambio en una comunidad, ya que la decisión final de cambiar una empresa de servicios es de la mayoría de los comuneros, suele ocurrir que nadie quiere asumir el trabajo de realizar una acción comparativa para que llegado a la reunión se la denieguen en dos minutos, por ello finalmente ocurre que se mantengan las cosas tal cual están. El mantener una empresa durante mucho tiempo sin haber comparado con otras, provoca que en ocasiones estemos pagando muy por encima ese servicio en el mercado actual. Por ello es muy recomendable comparar de vez en cuando lo que se tiene contratado al menos para comprobar que no estemos pagando en exceso o incluso para comprobar de que disponemos de un servicio actualizado y renovado acorde a lo que se ofrece en la actualidad.


Como podemos ver, los dos sistemas de ahorro de una comunidad, necesitaran de uno o varios comuneros que tengan iniciativa para emprender algún tipo de acción que cree un beneficio común. Para ello se recomienda acudir a empresas especializadas sobre el tipo de acción que queramos realizar, para que sean estás las que nos asesoren y nos ayuden a realizar los informes y comparativas para poderlas exponer al resto de comuneros, sin tener que ser nosotros quien nos especialicemos en un área que no es la nuestra. Debemos tener en cuenta, que para realizar una propuesta para cambiar una empresa de servicios, nos harán falta aportar a la comunidad tres presupuestos de diferentes empresas, esto complica aún un poco más la tarea.

Es en base a todas estas complicaciones nace nuestra iniciativa de crear Comufácil, donde pretendemos que este tipo de gestión de contactar con tres empresas diferentes de cualquier tipo de servicio, tanto para comparar, optimizar o mejorar un servicio de la comunidad, se convierta en una tarea mas sencilla y transparente, ya que no tienes que desplazarte ni perder tiempo en buscar los diferentes tipos de empresas, a la misma vez que instantáneamente puedes poner en conocimiento al resto de vecinos de tu gestión e incluso hacerlos partícipes.

Descubre más de Comufácil



Regístrate ahora; en solo 1 minuto y será gratis para siempre

Seas una comunidad de vecinos o una empresa de servicios ¡todo son ventajas!