Seguro de Vida

Seguro de Vida

¿Por qué es necesario un seguro de vida? ¿es obligatorio si tenemos una hipoteca? El seguro de vida, conocido también como seguro hipotecario, o el de la hipoteca, durante una parte de nuestra vida es muy aconsejable que lo tengamos, sobretodo durante el periodo donde tenemos mayores cargas económicas, que normalmente es de los 30 a los 50 años.


¿Qué es un seguro de vida y qué cubre?


El seguro de vida es un seguro que cubre una indemnización del capital contratado en el caso del fallecimiento del asegurado. También pueden tener garantías en las que cubran la indemnización en los casos de Invalidez absoluta y permanente y enfermedades graves.

Responde a la necesidad de cubrir las consecuencias económicas que puedan sufrir las personas que dependan económicamente del asegurado, en el caso de fallecimiento e invalidez. 

Una de cada siete personas (12.02%) de 30 años no llega a la jubilación, por ello debemos protegernos a nosotros y a nuestra familia, para que en el caso de un fallecimiento y/o una invalidez absoluta permanente, ellos (nosotros en caso de invalidez) puedan continuar manteniendo, dentro de la desgracia, una calidad de vida.

El seguro de vida, no es para dejar resuelta toda la vida a los beneficiarios, sino que sirve principalmente para que tengan tiempo suficiente para maniobrar y adaptarse a una nueva situación económica. 

También una de sus principales funciones, es ayudar a afrontar el pago del impuesto de sucesiones para poder heredar, ya que hasta que no se hereda no se puede acceder al dinero del fallecido, ni para pagar el mismo impuesto, pero en cambio si se puede cobrar el seguro de vida.

Principales motivos por los que tener un seguro de vida:

  • Para cubrir los préstamos y deudas.
  • Para pagar el impuesto de sucesiones y poder así heredar.
  • Para cubrir las carencias del sistema público, en cuanto a pensiones de Viudedad y/o Orfandad, y garantizar el bienestar económico de las personas que dependan de nosotros.
  • Para cubrir nuestro bienestar económico en el caso de una Invalidez o enfermedad grave.


Debería tener un seguro de vida cuando:

  • Tengo familia o personas que dependa de mis ingresos (sobretodo hijos).
  • Tengo préstamos.
  • No tengo a nadie que dependa de mi, pero genero ingresos con un empleo, en este caso para cubrir la invalidez.
  • Y principalmente en el momento que tengo cargas económicas que dependen de los ingresos generados por mi trabajo.


El seguro hipotecario


Lo que comúnmente, muchas personas denominan "el seguro hipotecario", es también un seguro de vida, destinado principalmente a cubrir la hipoteca o parte de ella, para que los que queden no hereden esa deuda o parte de ella.

Si tenemos hipoteca NO es obligatorio tenerlo, pero el banco nos puede condicionar el interés o la concesión de la hipoteca si no lo hacemos.

Todo y que no es obligatorio, si no queremos que las personas que dependan de nosotros paguen nuestras deudas, es necesario y altamente recomendable tenerlo, eso si, en la entidad o compañía de nuestra confianza o con la que nos ofrezca mejor precio, y no obligatoriamente con el banco.

Si se quiere cambiar el seguro de vida del banco, basta con solicitar la baja mínimo con un mes de antelación y por escrito (ver post de como dar de baja un seguro), y realizar la póliza en la entidad que más convenga, recomendando poner como beneficiario al banco donde esté la hipoteca, de esta manera se evitan retenciones a la hora de cobrar la indemnización del capital.

Importante destacar, que si el capital a indemnizar es superior que la deuda que queda en el banco, lo que sobra no se lo queda el banco, si no que pasa al siguiente beneficiario designado en póliza o al heredero legal.

 

¿Qué cubre la Seguridad Social?


Algunos creen, que con lo que el sistema público nos cubre es suficiente para garantizar el bienestar económico de nuestra familia en el caso de que faltáramos, por ello vamos a analizar que prestaciones nos ofrece la Seguridad Social en el caso de Viudedad u Orfandad.

Para poder optar a ellas, el fallecido debe haber cotizado 500 días en los últimos 5 años.

Para hacer el cálculo debemos obtener la Base Reguladora:  Es la suma de las Bases de Cotización de 2 años ininterrumpidos, a elegir entre los 15 últimos dividido entre 28.


PRESTACIÓN VIUDEDAD

52% Base Reguladora


PRESTACIÓN DE ORFANDAD

  • 20% de la Base Reguladora por cada hijo menor de 21 años
  • Si no efectúa trabajo lucrativo se extiende la prestación hasta los 25 años.


La prestación es de 14 pagas (12 mensualidades + 2 pagas extra).

De media, el fallecimiento de una persona, produce una caída de los ingresos familiares del 40 al 60%.


Esperamos haberles ayudado a saber y dar a conocer un poco más este producto asegurador, muy importante a día de hoy para nuestra sociedad, debido a que la mayoría tenemos muchas cargas económicas, las cuales hay que cubrir estemos o faltemos. 


Estamos a su disposición para aclarar cualquier duda o aclaración, contacte ahora con nosotros.


Regístrate ahora; en solo 1 minuto y será gratis para siempre

Seas una comunidad de vecinos o una empresa de servicios ¡todo son ventajas!